lunes, 30 de abril de 2012

El Cuarto Oscuro

Daniel era una persona Cautelosa, amigable y de buen corazón, a veces se deprimía pensando que el tiempo pasaba y el amor no llegaba , a pesar de muchas relaciones no había llegado la persona qué compartiría su vida, siempre le echaba la culpa a su trabajo al ser detective matrimonial, en busca de la infidelidad de la otra persona lo hizo frívolo y desconfiado por toda la experiencia obtenida ya no creía en las mujeres, dentro de él se libraba grandes batallas por el sentido común y su deseo de compartir su vida con el sexo opuesto en todas las cosas que pensaba también lo atormentaba  su edad que avanzaba, según él a pasos agigantados.
Sentado detrás de su escritorio como todos los días en su agencia inspirándose en su retrato de su héroe de la infancia Sherlock Home, lo acompañaba gran parte la soledad pues no todos los días venían clientes para saber si su media naranja lo engañaba. Ese día llego temprano con una tristeza en su corazón que de tanto en tanto lo acongojaba, sentía que su vida así lo estaba acabando lentamente, cada día tomaba su rutina habitual con una taza de café en una mano y en la otra un cigarrillo.
Atraves de su puerta de madera encuadrando un vidrio opaco observo que una figura se acercaba escondió lo que tenia, se acomodo y tomo unos anotaciones viejas que tenía cerca, sonó el timbre; adelante dijo, Se abrió la puerta y de bajo del marco se asomo una hermosa mujer alta con un vestido gris a perlado de seda, un escote que daba riendas suelta a enormes pensamientos descontrolados y una cintura con una curvatura perfecta que adornaba sus caderas, Daniel observó dos veces para asegurarse que los ojos no le mentían. Soltó los papeles se acomodo mejor en su asiento apoyo los antebrazos en el escritorio y entrelazo sus dedos le dijo buenos días ¿en qué puedo serle útil?
Ella lo miro y le respondió; Buenos días Sr. Pienso en que mi marido me engaña por eso estoy aquí.
Tome asiento, muy bien le explico el procedimiento y los aranceles se manejan en form…
Si dijo ella no hay problema con la paga tome esto para empezar su procedimiento y dejo en el escritorio un fajo de dinero.
Daniel abrió los ojos y dijo es más que suficiente, ya mismo empezamos
Daniel; ¿Por qué piensa usted que su marido la engaña?
Ella; porque mi marido trabaja en ayudar personas
Daniel; ¿De qué forma ayuda Personas?
Ella; Si da ayuda espiritual, él conoce de todas las ciencia ocultas
Daniel; ¿Un brujo?
Ella; No, es más que eso, un brujo se instruye  para llegar a ser tan poderoso como su mente pueda resistir
Daniel; Ok, no entiendo mucho del tema de magia pero ¿en que le hace dudar o porque piensa que la engaña?
Ella; Bueno, es que mi vecina descubrió que cuando me voy, él hace entrar mujeres al cuarto oscuro
Daniel; ¿Cuarto oscuro?
Ella; Si perdón, el cuarto oscuro es un especie de templo en donde solamente entra él, ese lugar no conozco su interior, jamás he conseguido su permiso para entrar, pero a ellas se lo permite y no quiero imaginar que hacen adentro.
Daniel; Me pondré a investigar.
Ella; Una cosa más lo quiero agarrar con las manos en la masa, ¡a ese maldito!
Daniel, Ok, llene estos formularios con los datos personales completos y perdone la expresión pero hágalo con toda la sinceridad posible, sino, usted entenderá que la investigación será un fracaso.
Ella tomo los formularios y los fue llenando uno por uno. Ya completos,  Daniel le dijo en diez días tendré la investigación completa, me estaré comunicando con Ud. Y sabrá la verdad
Ella lo observaba con angustia asistió con la cabeza y se marcho.
Daniel tomo las planilla, frunciendo las cejas y luego las levanto en forma de asombro y se dijo que letra más extraña
Tomo su sombrero y salió a la dirección en donde figuraba el domicilio.
Al llegar vio unas rejas con bárrale gruesos de color negro. Un portón con un símbolo en el medio en forma de calavera con un tridente en el interior de cada orificio ocular, detrás del portón, se denotaba un camino que llevaba a una casa antigua totalmente de madera, en todo lo largo estaba cubierto de arboles que formaban un túnel hasta la puerta de la casa que era custodiado por dos gárgolas de piedras con grandes ojo, rostro en forma de leones, su exuberantes bocas mostrando grandes colmillos y garras sujetando el pilar en donde se posaban. A la derecha de esa casona había algo que se semejaba a una pequeña capilla pintado de un color oscuro que brillaba en la oscuridad absoluta.
De cara a los barrales se dijo: El cuarto Oscuro. Tomo unas fotografías con su cámara y se marcho.
A la mañana siguiente antes de que salga el sol, Daniel ya se encontraba con su auto en frente de la casona, vio salir acompañada de su marido la hermosa clienta en el cual un taxi la estaba esperando en la puerta, ella subió y se alejo. El marido hizo unas llamada por el celular y volvió a su hogar.
Al cabo de unas cuantas horas un taxi estaciono en la puerta y bajaron dos mujeres jóvenes. El las recibió con unas gandolas largas y rojas con flecos dorados, tomo las manos de las señoritas y las acerco a su frente como un especie de saludo ritualista, ingresaron y fuero directamente a esa capilla o mejor dicho al “Cuarto Oscuro”.
Pasaban y pasaban la hora y Daniel supuso que se trataba un especie de ritual sexual y se dijo: de donde lo viera quien lo viera eso es engaño, tomo su cámara y de un salto ya estaba adentro sintió como un escalofrío le hizo erizar la piel de atrás del cuello al sentir que algo lo perseguía, Perros Se dijo: no había. Miro hacia atrás y noto una criatura pequeña que caminaba en su dos patas la piel parecía infectada y en pocas zonas de su cuerpo tenia pequeñas isla de un pelaje canosamente gris pero lo que más le aterrorizo fue que en sus brazos salían largas hojas de un metal muy afilado, agazapada, rondando a su victimar, esperando el momento justo para ataca pero al verla Daniel se pego de espalda a un árbol, rápidamente saco su arma, la criatura salto hacia él, Daniel dio una vuelta y rodo por el suelo, se compuso con firmeza en frente a esa cosa que quedo atrapada con una de sus filosas cuchilla clavada a la corteza del árbol, Daniel aprovecho la oportunidad y alzo su pie a la altura de la cabeza y de un golpe fuerte la aplasto.
La noche ya estaba sobre él, corrió hacia la capilla, busco una entrada, con una tarjeta sintió como la puerta se destrababa, ingreso sigilosamente pero sintió caerse pues no había suelo estiro la mano y pudo sujetarse de una baranda en plena oscuridad sintió a sus pies que eran escalera, bajo con cuidado muy lentamente para no hacer ruido, los nervios de no saber donde pisar y saber que alguien puede salir en cualquier momento lo intimidaban, llego hasta una especie de puerta con mucha cautela la abrió, asomo la mirada, vio un cuarto, una luz muy débil de color rojo en medio un circulo con una estrella de seis punta en cada punta, cruces al revés con cuatro cadáveres de mujeres crucificada boca abajo y cerca de él estaban las jóvenes tambien crucificada pero aun con vida y el brujo  en medio recitando rezos con lenguas extrañas, en una plena concentración.
Tomo su emisor por Gps y presiono el botón descubriendo su posición para la policía, envió un mensaje a humillada y casada con ese asesino para que no venga y se quede donde está. Saco nuevamente su arma y grito quieto maldito loco suéltalas o te mato aquí mismo, el brujo abrió los ojo, Daniel noto que eran blancos en su totalidad, sin mover los labios Daniel escucho que le hablaba pero no entendió, apunto su arma hacia el brujo, dije que la suelte ya, el brujo sonriendo  le mostro las manos de pronto las junto y formando figuras circulares se formo una esfera negra y fue dirigida hacia Daniel. Daniel trato de esquivarlo pero era muy rápida y lo golpeo, perdió su arma por el impacto cuando abrió los ojo el brujo ya le presionaba el cuello y al asfixiarlo Daniel pudo dar un golpe en la entre pierna en donde consiguió soltarse, de un salto tomo el arma, le disparo dos veces y el brujo cayo, despacio acercándose lentamente hacia el cuerpo sintió que el brujo le tomo la pierna el apunto y antes de disparar vio que el ya estaba normal y balbuceando unas palabras pudo escuchar lo hice por ella! Y murió
Daniel alzo la mirada y dijo ¿están Bien? Voy a sacarlas de aquí!
El las desato y sintió la policía llegar cuanto las estaba llevando un oficial se acerco para ayudarlo y se fueron de ahí.
Al otro día, ya cansado de tratar de comunicarse con la señora, soltó el teléfono y reviso el diario del día, levanto las cejas en forma de sorpresa en la tapa decía hombre se volvió loco al despertar en un hotel  al lado de una momia de treinta millones de años.

1 comentario:

  1. Genial los cuentos, sos un groso!!! piso 12º

    ResponderEliminar

Deja un comentario, deduccion o moraleja del cuento que leiste y una pregunta: Que harias en la situacion del personaje?